sorridendo li guardava, e nulla dicea loro


Este pasaje podría considerarse un "autorretrato juvenil del poeta" (De Robertis). Cfr. Boscà, XLVII, 193-195: "Si los que andar me vían tan caído / preguntavan, '¿Qué á?', '¿de qué se'nfada?' / respondía riendo: 'De no nada'".