una gentile donna


Es la primera de las mujeres que, como pantallas situadas entre Dante y Beatriz, encubren a la mujer ocultando su identidad a la curiosidad ajena. El artificio estaba bien codificado en la casuística del amor cortés, por ejemplo en el De Amore (VI, G - Loquitur nobilior nobili): "Las demás mujeres no pueden reclamarse ninguna deuda, excepto que, por consideración a vos, deba prestarles los servicios que gusten y guardar un prudente silencio sobre la razón de tales servicios". Dobles de Beatriz, y al mismo tiempo rivales de ella, estas mujeres son la proyección novelesca de experiencias líricas que no cuadran con el tipo de amor, intensamente espiritual, suscitado por la gentilissima.