uno fiume bello e corrente e chiarissimo


El río representa la inspiración poética, como en el cap. XIX (en Inf. I, 79-80, Virgilio es "quella fonte / che spande di parlar sì largo fiume" [aquella fuente / de quien mana tal río de elocuencia]). Obsérvese que este elemento no está en el soneto, y es deducido de la postura cabizbaja del amor. En el plano simbólico, es como si el poeta vinculara a la angustia (de amor) la inspiración poética. Un paisaje parecido evoca Garcilaso de la Vega en la Canción III (1-3): "Con un manso rüido, / d'agua corriente y clara, / cerca el Danubio...".