li fedeli d'Amore


Li fedeli d'Amore significa simplemente 'los enamorados', con dos matices que es oportuno tener en cuenta porque nos devuelven algo del clima cultural de la época. Uno es el léxico feudal que marca los orígenes de la lírica medieval y que perdura, en cierta medida, en sus desarrollos modernos, por el cual la sumisión moral del amante a la amada o al amor se enuncia como fidelidad del vasallo a su señor (Dante habla de sí mismo en la obra, en diferentes lugares, como fedele de Beatriz o del amor); otro es la identificación entre la experiencia del amor y la experiencia de la poesía (siendo el uno invención de la otra), por la cual la expresión viene a ser sinónimo de "trovadores". En el marco de la interpretación hermética de las obras de Dante, que a partir de D. G. Rossetti,

[Contenido complementario]

La Hermandad Prerrafaelita fue una asociación de pintores, poetas y críticos ingleses, fundada en 1848 en Londres por John Everett Millais, Dante Gabriel Rossetti y William Holman Hunt. La Hermandad duró como grupo constituido apenas un lustro, pero su influencia se dejó sentir en la pintura inglesa hasta entrado el siglo XX. Los prerrafaelitas rechazaban el arte académico predominante en la Inglaterra del siglo XIX. Según su punto de vista, la pintura académica imperante no hacía sino perpetuar el manierismo de la pintura italiana posterior a Rafael y Miguel Ángel, con composiciones elegantes pero vacuas y carentes de sinceridad. Por esa razón, ellos propugnaban el regreso al detallismo minucioso y al luminoso colorido de los primitivos italianos y flamencos, anteriores a Rafael (de ahí el nombre del grupo), a los que consideraban más auténticos. Sus obras evocan un pasado mágico, unas mujeres bellas y misteriosas poseedoras de un encanto a veces casi divino y un alo de misterio rodean la composición de sus obras.

(Extraído de <www.lilith222purpura>).

tuvo cierta difusión entre los estudiosos, la expresión es tomada en sentido literal, como si de una secta se tratara que usaba el lenguaje amoroso para encubrir heterodoxas ideas políticas y religiosas. El texto más representativo de esta línea de reflexión (que analiza la poesía de Dante como si fuera una jerga de símbolos) es el volumen de L. Valli, Il linguaggio segreto di Dante e dei "fedeli d'amore", publicado en 1928 (Milano, Luni, 1994).